Refugiados

La Vida en Jirones

No vienen del futuro, sino que son contemporáneos nuestros; no pertenecen a otro mundo, aunque, en palabras del poeta francés Paul Eluard, “hay otros mundos, pero están en éste”.

En efecto, forman parte de ese otro mundo simultáneo dentro del mismo planeta que habitamos, aunque parezca que no. Tampoco son seres de otra especie, (aunque ser o no ser de especies diferentes, no sería óbice para incluir el respeto, la solidaridad y la empatía). Pero fíjense, tampoco es ese el caso.

Son refugiados. Prófugos del horror, de la guerra y del hambre, a los que, entre el riesgo de perecer en sus países de origen y dejarse la vida durante la huída, solo hay una diferencia: que la segunda opción lleva implícita la esperanza de sobrevivir, de alcanzar la otra orilla y cambiar así su destino a priori sin salida.

Se cuentan por miles, oleadas de personas errantes por mar…

Ver la entrada original 1.467 palabras más

Anuncios